Una idea en cine se expresa en el contexto cine. Procurar lo cinematográfico es siempre representacional. La metáfora construida en cine está edificada en los territorios imaginarios. Una directora o un director acciona su imaginario y merced a la cámara activa la posibilidad de convertir su metaforear en película.

Desde este arranque activé un reto: el de la dirección cinematográfica.

Inicié el trayecto en diciembre del 2011 con el cortometraje EMOCIONES VIGILADAS. El punto de partida de ese corto fue hacer visible la vigilancia y el control constante de nuestras vidas y las condiciones que han provocado que esa práctica sea aceptada globalmente. Cinco fueron las ideas a las que di forma cinematográfica: controlar, emocionarse, privacidad, lo público y lo global.

El CCCB (Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona) brindó a los ciudadanos a participar en una exposición llamada Pantalla Global enviando vídeos de dos minutos. Decidí que en esa  plataforma el corto  que estaba proyectando tendría un marco muy adecuado para su visibilidad.